contrato compraventa vehículos

contrato compra dgt



Después de días, semanas y meses de investigación, ha encontrado el automóvil usado de sus sueños, que puede completar todas sus necesidades y gustos.

En esta coyuntura has llegado al momento de la adquisición, pero aún falta el elemento fundamental: el contrato de compra-venta. Cómo rellenarlo apropiadamente para evitar obstáculos posteriores o sencillamente para evitar caer en fraudes o situaciones desfavorables Hay algunas normas a seguir, ya sea que esté adquiriendo a un particular o si lo está adquiriendo en un concesionario.

Aquí están 6 normas para redactar un contrato para un automóvil, moto, vehiculo de motor usado y los fallos que se deben prevenir al comprar y vender un vehículo usado.



Redactar de forma correcta el contrato de compraventa de un automóvil usado

Un contrato particular es el mejor y más recomendable, siendo la declaración a dar por el vendedor al comprador junto con el resto de documentos. Gracias al contrato particular, el comprador tiene la posibilidad de pedir la transferencia de titularidad en la DGT. Cuáles son las normas a seguir para la correcta forma de redactar un contrato de compra-venta.

Los datos personales del vendedor y comprador del vehículo usado

Redacte correctamente todos los datos personales del comprador y el vendedor en el contrato. Nombre, apellidos, fecha de nacimiento, direccion y DNI. Parecen intrascendentes, pero no debemos tomarnos estos datos de forma precipitada, ya que son los individuos relacionados.

Peculiaridades del vehículo usado para adquirir

Es esencial redactar exactamente todos los datos referentes al vehículo, verdadero personaje principal del documento. Igualmente en este caso es básico registrar correcta y precisamente toda la información como marca, modelo, matrícula, número de chasis, potencia expresada en Kw y, primordialmente, el kilometraje del coche.

Hay casos puede acontecer que te halles en situaciones en las que los kilómetros manifestados en el contrato no son los mostrados en el cuentakilómetros. Así que tenga cautela al firmar, ya que, si firma el documento con kilometraje “simulado”, no podrá replicar para recibir compensación o cancelación del mismo.

Vehículo de ocasión y la última revisión

Este es igualmente un hecho primordial en lo que respecta al chequeo del deterioro de varios componentes del automóvil.

La inspección debe pasarse a los cuatro años y después cada dos y para los que tienen más edad cada año, y la falta de renovación podría dar lugar a multas como apartar el vehículo de circulación en el peor de los casos. Además, los vehículos de segunda mano, podrían correr el riesgo de no pasar la itv posterior, por lo que es conveniente marcar dichos datos en el contrato.

Hipotecas, limitaciones y privilegios sobre el vehículo de ocasión

Independientemente de la presencia en el documento de compra una redacción relativa a esta situación, es idóneo que, incluso previamente a la redacción del contrato, se corrobore si el auto está sujeto a hipotecas. Un acto que también se puede hacer sencillamente desde ordenador por Internet, o de otro modo a través de asesorías y que concierne a la visión de un informe del vehículo de la DGT.

En este punto, se debe prestar la máxima atención ya que, en ocasiones, pasa un periodo entre el momento en que se expide el embargo del coche y y se ejecuta el embargo real, y en este intervalo de tiempo hay la posibilidad de que el vendedor incorrecto pueda liberar de del vehículo vendiéndolo a un comprador descuidado. En este punto, si ya has rubricado el contrato estarás fastidiado, ya que el auto seguirá retenido, hasta que el antiguo dueño recupere la circunstancia que condujo al embargo.

El día y lugar unido con el método de pago

Esto igualmente puede parecer una nota superficial, pero cuando se elabora un contrato de compraventa, no se debe dejar nada al azar.

Si no tanto por el día y el sitio, que indudablemente son un elemento indispensable, conviene marcar también las fechas y métodos de pago del vehículo, con el fin de legalizar el traslado de titularidad hasta el más mínimo detalle. Hasta la liberación de un posible ingreso, o un pago aplazado en el tiempo.

Cláusula de ver y acepta en el coche segunda mano

Se trata de un caso que alude únicamente a la venta entre dos particulares, y no está previsto para las ventas realizadas por un concesionario de automóviles.

Esta cláusula expresa que el comprador ha examinado el automóvil y accede cualquier defecto, considerando que cualquier persona que compre un automóvil segunda mano está garantizada por la ley.

En presencia de esta estipulación contractual, el vendedor estaría exento de cualquier contratiempo del auto y podría ser llamado a revisión solo en el caso de que ocurrieran los llamados defectos ocultos, aquellos imposibles de resaltar en el instantede la compra y que habrían impactar fuertemente en el valor del coche.

Por ello, redactar correctamente los datos del vehículo en el contrato de compra venta en efecto es muy efectivo y, sobre todo, seguro para ambas partes.

contrato-compra-venta-vehiculos-usados-segunda-mano

Descargar contrato compra dgt

Seguro coche o moto con 50 euros de regalo

Seguro coche o moto con 50 euros de regalo

Pincha aquí para obtener oferta ahora

 

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar Cookies
Privacidad